Dakaichagate Francisco!

internet

¿Por qué Francisco no quiere visitar Argentina?

Cual Lionel Messi, el Papa gambeteó por tercera vez la invitación y evitó pisar tierras gauchas. Su estrecha relación con el kirchnerismo y la distancia que lo separa con el presidente Mauricio Macri

Publicado: 2018-01-13


El Perú, al igual que Chile, se alista para recibir la visita del Papa Francisco. Por lo que pude ver en la prensa peruana, la visita del máximo jefe de la iglesia católica le costará al Estado unos 11.4 millones de dólares. Muchos usuarios de las redes sociales criticaban el gasto que se hace por este evento y proponían destinar esa cantidad a obras en infraestructura en educación, por ejemplo.

En Argentina, la visita del Sumo Pontífice a la región causó una vez más malestar. Es la tercera vez que el Papa evita venir a su país. Francisco estuvo en 2013 en Brasil, en 2015 en Ecuador, Bolivia y Paraguay y en unos días estará en Chile y Perú. La comunidad católica argentina se sintió ofendida por este nuevo desaire, el tema tuvo una mediana importancia en los medios de comunicación del Río de La Plata. Cabe señalar que acá hay una importante comunidad judía y, en menor número, la musulmana.

La pregunta del millón es: ¿Por qué Jorge Mario Bergoglio evitar visitar el país que lo vio nacer? No es un secreto que la relación entre el actual presidente argentino, Mauricio Macri, no es de las mejores. A pesar que el estado del vaticano se esfuerza por desmentir estas versiones, acá nadie cree las diversas excusas que se dieron en 2013, 2015 y en este año para este nueva ausencia.

Del odio al amor, la relación de Francisco con los Kirchner

Yo puedo dar fe de lo que vi desde que vine a este país allá en 2006. Por esos años en el poder estaban los Kirchner. La relación entre el cardenal Bergoglio con la pareja presidencial era mala, fría. Los Te Deum por el 25 de mayo, fiesta patria argentina, era la oportunidad que tenía el religioso para apuntar su munición pesada a criticar en vivo y en directo a la pareja que por aquel entonces seguía acumulando poder. Bergoglio criticaba la pobreza en el país, el proyecto de matrimonio entre personas de un mismo sexo, la pelea entre el Gobierno y el campo y el clima de poca tolerancia del oficialismo con la oposición.

Tras la muerte de Néstor Kirchner y ya con Cristina Fernández en la presidencia, el punto más álgido del enfrentamiento llegó el 15 de julio de 2010. Aquel día el Senado sancionó la ley que consagra el matrimonio civil entre personas del mismo sexo. Al día siguiente, el actual Pontífice señaló que esto “era una movida del diablo”.

Para contrarrestar todo este embate, los kirchneristas acusaban a Bergoglio de haber tenido conductas más que cuestionables durante la dictadura militar que sufrió la Argentina a fines de los 70 y principios de los 80. Bergoglio era acusado de haber retirado su protección a dos sacerdotes que realizaban tareas sociales en las villas. Estos religiosos permanecieron detenidos en la tristemente célebre Escuela Mecánica de la Armada (ESMA). Otra de las acusaciones era la de que el por aquel entonces joven religioso tenía conocimiento del robo de bebés de los integrantes de Montoneros, el brazo armando peronista, apropiados ilegalmente por la dictadura. Todo esto fue negado tajantemente por Francisco.

El 13 de marzo de 2013 Bergoglio fue designado Papa y las cosas cambiarían rotundamente. Esto causó sorpresa hasta en los propios seguidores de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner. De las críticas pasaron a los elogios. Gente de la Casa Rosada afirmaba que CFK quería ser recordada como la presidenta que durante su mandato un argentino fue nombrado Papa y que la selección gane un Mundial. Como dicen acá, “faltaron cinco para el peso”. Cuatro días después de del nombramiento de Francisco, Cristina viajó a Roma para besar la mano de su antiguo crítico.

Obviamente todos los kirchneristas cambiaron de actitud, Hebe de Bonafini, una de las fundadoras de la asociación Madres de Plaza de Mayo, pasó de llamarlo amigo de Videla a deshacerse en elogios. Estela de Carlotto, referente de Abuelas de Plaza de Mayo, al día siguiente de la entronización del Papa Francisco en una entrevista radial declaró que el religioso "representaba a esa Iglesia que oscureció la historia en nuestro país". Un mes después, Carlotto viajó a Roma para entrevistarse con el Pontífice.

La siempre difícil relación con Mauricio Macri

Durante su época de Cardenal, la relación entre en actual Papa y el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, no fue ni mala ni buena. Recuerdo que cuando se aprobó el matrimonio civil entre personas del mismo sexo, Bergoglio llamó la atención a Macri por no haber rechazado la propuesta del oficialismo. "Faltó gravemente a su deber de gobernante al no apelar el fallo que permite el matrimonio entre dos personas del mismo sexo”, declaró en aquel entonces el religioso.

A pesar de la rabieta de Francisco, la ley quedó sancionada y Argentina incluyó el matrimonio igualitario en el Código Civil, la ANSES (Administración Nacional de la Seguridad Social) paga la asignación por matrimonio a parejas del mismo sexo y este año se van a cumplir ocho años de esta ley que cambio a la sociedad argentina.

Los investigados protegidos de Francisco

El kirchnerismo se fue del poder, y como suele suceder en la región, los funcionarios salientes, incluyendo a la expresidenta, son investigados por diversos temas: enriquecimiento injustificado, delitos de corrupción, asociación ilícita y administración fraudulenta agravada, etc. Y como todos los ex funcionarios, ellos claman su inocencia a los cuatro vientos. Durante los años que gobernó en la Argentina el kirchnerismo, existió una enorme y aceitada maquinaria que beneficiaba a los militantes. Era una estructura que se retroalimentaba. Los punteros políticos, que hicieron grandes fortunas, lograban que el beneficiario de los planes sociales del gobierno esté disponible para los actos del gobierno. La lógica era muy simple: no ibas, te quitaban el beneficio. Es así que Milagro Sala una dirigente social ligada al kirchnerista se hizo de un imperio, este estaba conformado por 19 autos de alta gama y una casa de tres pisos, piscina y un parque privado.

¿Por qué cito el ejemplo de la líder de la Organización Barrial Túpac Amaru de Jujuy? Porque la señora que hoy en día cumple arresto domiciliario es una de las personas a las que el papa Francisco acompaña en su momento de dolor. Sí, esa misma persona a la que muchos jujeños confiaron y pusieron sus esperanzas en el sueño de la casa propia y a la que el que el Gobierno de CFK entregó 1.383 millones de pesos para hacer 8.532 viviendas, pero no construyó 1.800 y dejó a medio hacer más de 500. Se me viene a la mente ese pasaje bíblico de Jesús en la cruz y su conversación con el ladrón bueno y el malo.

Bonus track

El Papa Francisco nunca se pronunció sobre las aberraciones cometidas por Julio César Grassi, el cura fundador de la Fundación Felices los Niños, condenado por la Justicia argentina a 15 años de cárcel por abuso sexual infantil y corrupción de menores. Dado a que es su paisano y que durante su época de cardenal y tras su nombramiento nunca recibió a las víctimas del padre Grassi, se esperaba un pronunciamiento tras la sentencia por este sonado caso.

Para tener en cuenta

“No mientas, Francisco recibió a Macri en el Vaticano”. Sí, efectivamente. En 2017, el actual presidente de la Argentina se reunió por segunda vez el Papa. Francisco también tuvo un encuentro con Donald Trump y ya sabemos que el mandatario estadounidense precisamente no es el ejemplo de un buen ser humano.

“A mí no me importa la pelea de Macri y Francisco”. Ahora me imagino el dilema existencial que deben tener algunos de los seguidores de los "referentes" de la sociedad peruana. Los fans de Phillip Butters que convocaba a una marcha en contra de ministros ateos por “querer sabotear” la visita del Papa, dudan en asistir a los actos del religioso que defiende a los kirchneristas. Sí, esos mismos que son amigos de los caviares (puedo equivocarme con la interpretación de esta palabra que no existía cuando yo vivía en Perú) Evo, Maduro y Correa. Y hay que agregar que durante la gestión de CFK, la amiga de Francisco,  se aprobó esa “aberración”, considerada así para muchos católicos, del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Por otro lado, los seguidores de Aldo Mariategui deben respirar más aliviados, el polémico columnista cree que Francisco va a opinar en contra de indulto y va a caldear más los ánimos. Aunque muchos de los seguidores del exalumno del Colegio Santa María se declaran católicos practicantes.

Francisco esta vez verá a su país desde las alturas cuando vaya rumbo a Chile. No hubiera venido nada mal que venga un par de días al país de Río de La Plata, sobre todo en estos momentos en que la grieta entre el oficialismo y la oposición se hace más grande.


Escrito por

Luis Vilchez Reyes

Periodista y otras hierbas. Vivo hace once años en Buenos Aires. Me gusta el rock de los 90 y los clásicos. TW: @lvreyes


Publicado en